RSS

Efecto de la Ley de Vivienda de Interés Social se diluyó en 2014

24 Mar

MONTEVIDEO

Construcción en los barrios de mayor valor de los inmuebles recobró fuerza el año pasado

vivienda

La aplicación de la Ley de Vivienda de Interés Social, con sus incentivos a la construcción en áreas no tradicionales, implicó un importante traslado de las obras desde las zonas costeras y de mayor valor de los inmuebles hacia los segmentos de valores medios. La Blanqueada, Centro y Prado fueron los que más aumentaron su participación en los últimos años en el área construida, en detrimento de Carrasco, Pocitos y Punta Carretas. Sin embargo, durante el último año, los permisos de construcción otorgados por la Intendencia de Montevideo (IM) mostraron un retroceso en esa tendencia.

Los barrios que presentan los valores más altos de la vivienda registraron un aumento en la superficie aprobada para la construcción de obra nueva de 52% durante 2014 –respecto al año anterior–, según los datos procesados por la Unidad de Análisis Económico de El Observador, a partir de información de la comuna capitalina.

Del análisis y procesamiento de, uno a uno, los proyectos aprobados por la IMM, surge que la superficie a construir en los barrios de segmento medio de precio de inmuebles cayó 8% durante el último año. En tanto, los barrios del segmento de bajo valor inmobiliario mostraron un crecimiento de 4,3% en la cantidad de metros cuadrados aprobados para la construcción de obra nueva.

El traslado de las obras
A fines de 2011, la reglamentación de la Ley de Vivienda de Interés Social trajo consigo importantes incentivos para la construcción en áreas no tradicionales para el sector en al menos 50 años.

Entre 2009 y 2011, 46,9% de la superficie construida en obra nueva estaba concentrada en los barrios de mayor valor de los inmuebles, que son además los barrios costeros. En tanto, los barrios de valores medios de los inmuebles concentraban 34,1% de la superficie aprobada para la construcción.

Esa relación cambió por completo durante los últimos años, a raíz de las exenciones fiscales que introdujo la nueva regulación. En la superficie aprobada para la construcción entre 2012 y 2014, los barrios de mayor valor de la vivienda redujeron a casi la mitad su participación (26,2%). Los barrios medios ganaron peso, al concentrar más de la mitad de los metros cuadrados a construir (53,1%). En tanto, las zonas de menor valor de los inmuebles pasaron de tener una participación de 8,3% en la construcción de obra nueva a 12,3%.

El barrio que más aumentó su partición en ese período fue La Banqueada –de 4,4% a 13,1%–, seguido por El Centro –de 9,3% a 14,5%– y Prado –de 2,1% a 4,8%–.Los que más redujeron su participación durante el mismo período fueron Carrasco –de 12,3% a 4,6%–, Pocitos –de 17% a 10,9%– y Punta Carretas –de 9,7% a 4,8%– .

En el último año, en tanto, ese efecto redistributivo en la superficie en construcción, generado por la Ley de Vivienda de Interés Social, se diluyó parcialmente. En comparación con 2013, la superficie aprobada para la construcción en los lugares de precios altos pasó de 19,5% del total a 26,7%. La porción de ese segmento en 2013 había sido la más baja desde al menos 1998, cuando inicia la serie procesada por la Unidad de Análisis Económico de El Observador.

La caída en la superficie construida en el segmento de vivienda de valor medio redujo la participación de esos barrios en el total construido en la capital, de 59,5% en 2013 a 49,4% durante el último año relevado.

Segmentos y barrios
En el estudio realizado por El Observador se consideraron dentro del segmento de mayor valor los barrios que a diciembre mantenían un precio de venta superior a US$ 2.800 el metro cuadrado en el promedio de las publicaciones en los principales portales de avisos clasificados. En esa categoría ingresaron Carrasco, Punta Gorda, Punta Carretas, Malvín y Pocitos.

El segundo segmento, el de precios medios, incluye barrios con valores de entre US$ 1.600 y
US$ 2.800 el metro cuadrado. Entre los barrios incluidos están Centro, La Blanqueada, Jacinto Vera, Parque Rodó, Barrio Sur, Palermo, Buceo, Ciudad Vieja, Prado, Capurro, Unión y Parque Batlle.

El segmento de precios más bajos comprende Casavalle, Piedras Blancas, Manga, La Comercial, Villa Muñoz, Lavalleja Norte, Nuevo París, Lezica, Colón, Malvín Norte, Maroñas, Paso Molino, La Teja, Belvedere, Sayago y Peñarol. La construcción en el resto de los barrios no se tuvo en cuenta en el estudio por carecer de datos recientes sobre la evolución de los precios.

El precio de los inmuebles siguió en alza
Los inmuebles ofertados en la capital del país mantuvo la tendencia al alza en los precios entre abril y enero de este año, según el relevamiento mensual que realiza la Unidad de Análisis Económico de El Observador. En los nueve meses finalizados en enero, el precio promedio de los inmuebles mostró un incremento de 5,3% medido en dólares. El relevamiento toma en cuenta las publicaciones que se realizan en los principales portales clasificados del país.

http://www.elobservador.com.uy/noticia/301093/efecto-de-la-ley-de-vivienda-de-interes-social-se-diluyo-en-2014/

 
Comentarios desactivados en Efecto de la Ley de Vivienda de Interés Social se diluyó en 2014

Publicado por en 24 marzo, 2015 en Comisión Prensa y Propaganda

 

Etiquetas: ,

Los comentarios están cerrados.

 
A %d blogueros les gusta esto: