RSS

Cuatro gremiales plantearon un sombrío panorama local

18 Ago

CAMBIOS QUE LLEGAN CON EL POKÉMON

Los titulares de las cuatro principales corporaciones empresariales cuestionaron política salarial y fiscal.

empresarial

El presidente de ARU, Ricardo Reilly, durante su exposición. Foto: Francisco Flores

Menor competitividad, aumento de costos, poca apertura comercial, alto déficit fiscal, posibilidad de pérdida de puestos de trabajo por nuevos aumentos salariales que no reflejen la realidad de los sectores y preocupación por el nivel educativo que se refleja luego en la vida laboral de los trabajadores. Esos aspectos fueron mencionados ayer por cuatro de las principales cámaras empresariales del país como manera de graficar la situación actual del sector industrial, el agro, el comercio, los servicios y la construcción. También se habló de la necesidad de acompasarse a los tiempos que corren, aceptando la llegada de nuevas tecnologías.

Ayer, los presidentes de la Cámara de Industrias (CIU), de la Cámara de Comercio y Servicios y de la Asociación Rural (ARU) y el vice de la Cámara de la Construcción, expusieron sus realidades para terminar conformando un panorama sombrío. Lo que varió en las exposiciones (realizadas durante un almuerzo organizado por la Asociación de Dirigentes de Marketing) fue cuando los empresarios manejaron datos particulares de su sector productivo; aparte de eso, las coincidencias sobre el escenario actual fueron muy similares.

El presidente de la CIU, Washington Corallo, señaló que algunos de los factores que marcan la mala realidad industrial es la pérdida de competitividad y el aumento de los costos productivos. Además, se refirió al empleo y los salarios, temas de los más mencionados durante el almuerzo. Se mostró contrario a las voces que dicen que los aumentos salariales no generan pérdida de empleo. Y por eso, pidió que las pautas que delinea el gobierno para la negociación colectiva acompañen la realidad de los sectores.

A su turno, el vicepresidente de la Cámara de la Construcción, Diego ONeil marcó que la productividad en el sector está “planchada” desde 2005 y que la actividad lleva cinco trimestres de caída consecutiva. Indicó además que desde 2012 a mayo de este año la construcción perdió 26.000 puestos de trabajo. “Ese fue personal directo, de trabajo en la obra”, dijo. ONeil dijo que el sector continuará en una fase contractiva este año y también el próximo.

“En este escenario contractivo nos enfrentamos a un nuevo convenio laboral. La cámara no quiere que nuestros trabajadores pierdan poder adquisitivo, pero en esta coyuntura después de un período de crecimiento sustancial del salario real, creemos que no es posible en este convenio que tenemos por delante a dos años plantearnos nuevos incrementos de salario real. El convenio debe ir alineado a mantener los puestos de trabajo y el poder adquisitivo, pero no a seguir aumentando salarios”, sostuvo.

Después, el presidente de la ARU, Ricardo Reilly, manifestó que hay una caída importante de las exportaciones de origen agropecuario. Añadió que la situación del sector es complicada por varias razones.

“La agricultura tiene un futuro incierto. Para que el trigo sea rentable tiene que tener un rendimiento por hectárea arriba de 4.000 kilos, eso lo hace bastante inviable”, dijo. Agregó que la cosecha de soja fue la más baja de los últimos años con una pérdida de 30% en comparación a la anterior. Traducido a números esa menor cosecha significó US$ 300 millones menos. También mostró cifras negativas para el arroz y la lechería.

Luego habló de la ganadería. “En realidad Uruguay es y va a seguir siendo un país ganadero, pero la ganadería tiene otra dinámica al resto de los rubros que hablamos. La ganadería es un negocio de menor riesgo, de más largo plazo, pero de márgenes de rentabilidad muy pequeños”, explicó Reilly.

Otro tema fue el déficit fiscal. Señaló que solicitó a equipos técnicos de la ARU que cuantificaran el rojo de las cuentas públicas desde el punto de vista de la producción. “No daría con todas las exportaciones de carne bovina y de arroz para cubrir los US$ 1.800 millones (del déficit), ni con todas las exportaciones de soja más todas las exportaciones de lácteos. Eso marca la dimensión y la importancia del déficit que tiene el país”, dijo.

Los cambios y el Pokémon.

El presidente de la Cámara de Comercio, Carlos Perera, se refirió a la necesidad de entender que la actualidad genera cambios, a la preocupación por la mala calidad de la educación y la poca apertura comercial que tiene Uruguay.

Señaló que “es hora de ponerse a pensar en lo que se viene”, haciendo referencia a la necesidad de entender los cambios que se procesan actualmente y a la tecnología.

Recordó que “hoy voy al médico y ya no le doy más una tarjetita a la enfermera, hoy es todo por computadora”. Y graficó: “¿Y el Uber? ¿Qué mejor le puede pasar a Uber que los taxis paren 24 horas? Hay que cambiar, todos tenemos que cambiar. Ahora se viene el Uber bancario; vamos a estar llenos de Uber. El Pokémon nos va a comer”.

Aparte, indicó que Uruguay está “en el peor lugar de la historia en la educación” algo que además se nota en la formación de trabajadores.

Por último, se dedicó a la inserción internacional. “Le estamos diciendo que no a todo. El gobierno insiste en que tenemos que lograr firmar algún TLC (Tratado de Libre Comercio), pero por ejemplo le dijimos que no al TISA antes de sentarnos a ver de qué se trataba. China nos está pidiendo hacer un TLC. Ellos lo piden y nosotros ya estamos mirándolo con descontento”, dijo Perera.

PPP adaptables a las empresas.

El vicepresidente de la Cámara de la Construcción, Diego ONeil, se refirió a los proyectos de Participación Público- Privada (PPP). “La cámara siempre ha planteado la necesidad de que los procesos de PPP sean adaptables a la escala de las empresas locales. Seguirán viniendo empresas extranjeras a licitar, no hay inconveniente con eso. Lo que decimos es que con la escala de proyectos de PPP y las condiciones de los pliegos, eso termina siendo una barrera para las empresas nacionales”, afirmó. La crítica se suma a otras realizadas días atrás por las AFAP. “En Uruguay todo es lento, pero se nos va la mano”, había dicho la gerenta general de Unión Capital y presidenta de la Asociación Nacional de AFAP (Anafap), María Dolores Benavente.

http://www.elpais.com.uy/economia/noticias/sombrio-panorama-plantearon-cuatro-gremiales.html

Anuncios
 
Comentarios desactivados en Cuatro gremiales plantearon un sombrío panorama local

Publicado por en 18 agosto, 2016 en Comisión Prensa y Propaganda

 

Los comentarios están cerrados.

 
A %d blogueros les gusta esto: