RSS

Trabajadores de ACAC acusan de negligencia a la empresa

19 Ago

Las movilizaciones se vienen dando desde hace unos meses y los trabajadores reclaman que “alguien coherente” tome las riendas de la cooperativa.

Afirman estar “ejerciendo su libertad sindical” ante lo que consideran “un atropello de los dirigentes, del gerente y de la mesa ejecutiva” de ACAC.

acac

La presidenta de la Representativa de ACAC e integrante del Consejo Sector Financiero Privado de AEBU, Viviana Grajales dialogó con LA REPÚBLICA sobre el conflicto que llevan adelante los trabajadores “en defensa de sus derechos” ya que la cooperativa se encuentra “en un caos administrativo y económico”.

Grajales informó que “AEBU negoció con la cooperativa ACAC un convenio a fines de 2015 por el cual se reguló una importante cantidad de puntos en base a la situación financiera de la cooperativa, que era sumamente comprometida de acuerdo a lo que manifestaron sus directivos”.

Entre los puntos negociados se encuentra una partida económica -fijada en el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social- que “nos debían desde hace más de dos años”. Además indicó “se regularon los guardias de seguridad, y pusimos un tope a los tercerizados que estaban ingresando en la empresa, el cierre de una agencia, pero todo ello en base a lo que nos decía la cooperativa, según ellos se vivía una situación muy mala económicamente”.

Grajales manifestó que están ejerciendo su libertad sindical ante lo que consideran “un atropello de los dirigentes de la cooperativa, su gerente y su mesa ejecutiva, “que violentaron la última negociación con una aberrante mala fe”. Agregó que “no les importa sino ganarle al sindicato, cosa que va a ser imposible, la cordura tiene que aparecer ante tanto desborde de amenazas, falta de diálogo y negociación”.

Según Grajales la cámara de cooperativas no apoya esta conducta, “pero ellos siguen en su postura intransigente y poco seria, llevándose puestos a los trabajadores, socios y la viabilidad de esta cooperativa”.

La dirigente gremial expresó que “se supone que todos deben ver el bien mayor, dejar las máximas pretensiones y acordar algo que satisfaga en parte ambas posturas; no hay interlocutores válidos, no hay con quién negociar, van los mismos que hicieron estos manejos inescrupulosos a todas las reuniones de ámbitos de negociación y siempre con la postura de que no van a negociar nada”. Grajales insistió en que “esto es un claro capricho”.

Si bien la principal responsabilidad de la cooperativa es mantener los puestos de trabajo, en su opinión “no se quiere negociar nada”.

“Esto no sucede en ninguna empresa del sector, estamos ante una situación que es grave y preocupante. La negligencia es tremenda”.

Grajales insiste en que, según los directivo “no hay dinero pero han contratado más del doble de personal tercerizado que trabaja en malas condiciones, e intentan así boicotear las medidas de AEBU”.

Se entiende que se había “topeado” en el último convenio la cantidad de tercerizados y la han duplicado, al igual que la utilización de las cámaras de seguridad que, tal como consta en un acta, serían solo con criterio de seguridad. Además se estableció una comisión que controlaba cómo habían quedado ubicadas las cámaras (que no pudieran filmar directamente a los funcionarios), hoy en día, la utilizan “para descontarnos ilegalmente la colocación de carteles gremiales en nuestros locales de trabajo y avisarnos que nos están vigilando por las cámaras”, indicó.

“Están aplicando la política del terror con los funcionarios, amenazando que la van a cerrar, no porque sea inviable sino porque se les antoja”. Los trabajadores han estado comprometidos con su trabajo siempre y cumpliendo todos los requerimientos que se les solicitados. Sin embargo, “cuando este sindicato contempló y tuvo sensibilidad a la situación económica planteada por ellos, era mentira. Nos hicieron negociar cosas impensadas en otro momento económico. Todo esto está registrado en el convenio colectivo donde ellos mismos pusieron que todo lo negociado era ante la situación económica complicada que se estaba atravesando, y en febrero, casi dos meses después les otorgan un 41,7% de aumento a los jefes y crean un cargo de adjunto de $138.000 más incidencias”.

Grajales concluyó que esto “fue negociado en noviembre a espaldas del sindicato, mientras negociábamos nuestro convenio y asumíamos esperar por una partida que nos debían hacía más de dos años, y recibimos este trato. Esperamos que alguien coherente pueda interceder en este diferendo”.

Trabajadores de ACAC acusan de negligencia a la empresa

Anuncios
 
Comentarios desactivados en Trabajadores de ACAC acusan de negligencia a la empresa

Publicado por en 19 agosto, 2016 en Comisión Prensa y Propaganda

 

Los comentarios están cerrados.

 
A %d blogueros les gusta esto: