RSS

Déficit del Fonasa creció 78% con respecto a 2015

31 Ago

CRECE SIN PARAR

Rentas Generales debió cubrir diferencia de casi 150 millones de dólares.

fonosa

El déficit del Fonasa sigue creciendo. Archivo El País.

El déficit del Fondo Nacional de Salud (Fonasa), es decir la cuota del sistema que se cubre con dinero de rentas generales, creció un 78% en el último año, según las cifras del primer semestre de 2016 comparadas con el mismo período de 2015 de la Junta Nacional de Salud (Junasa).

Mientras el año pasado este dinero fue de 2.611 millones de pesos (más de 102 millones de dólares), en este la cifra se disparó de 4.646 millones de pesos (que son más de 148 millones de dólares).

El monto viene aumentando año a año: en el primer semestre de 2014, por ejemplo, había sido de un poco más de 20 millones de pesos (unos 98 millones de dólares).

El Fonasa requirió 1.034 millones de dólares en el primer semestre de este año, y el 14,6% del sistema se pagó con el dinero de Rentas Generales, algo que está previsto por la ley.

El déficit del sistema en todo 2015 había vuelto a llegar a una cifra récord. La diferencia entre el dinero que entró al Fonasa y el que salió fue el año pasado de 10.286 millones de pesos, que se traducen en 377 millones de dólares y equivale a un desfasaje de 16,8%.

Los pagos realizados a los prestadores, ya sea la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE), mutualistas o seguros por la cuota salud, metas asistenciales, sustitutivos de tickets, sobrecuota de inversión y Fondo Nacional de Recursos (FNR) equivalieron en 2015 a una cifra récord de 61.116 millones de pesos, unos 2.241 millones de dólares. En tanto, los aportes de los usuarios fueron de 50.829 millones de pesos, unos 1.864 millones de dólares.

Mientras en 2014 el dinero que salió de Rentas Generales para darle cierre a los números rojos que genera el Fonasa fueron 375 millones de dólares, en 2013 fueron poco más de 295 millones. En 2012 se llegó a 159 millones; en 2011, 65 millones; y en 2010, 25 millones.

Situación.

Los datos de la Junasa que dan cuenta de que el déficit crece año a año desde 2010 se explican por el ingreso de nuevos colectivos al sistema (53.000 jubilados y pensionistas lo hicieron el año pasado), pero también, según señalan por ejemplo desde el Sindicato Médico del Uruguay (SMU) y el ministro Jorge Basso, a que los prestadores duplican esfuerzos encareciendo el sistema. Y esto se da en medio de pujas constantes entre las mutualistas y el Ministerio de Salud Pública (MSP), debido a que muchas de estas juran que no les alcanza la plata que les dan.

Algunas de ellas, incluso, están en una situación financiera preocupante. Según han advertido las mismas empresas en las negociaciones que mantuvieron las últimas semanas con el MSP —por la intención del gobierno de recortarles el dinero que reciben por concepto de cápitas, cosa que luego fue descartada— de 11 instituciones de Montevideo, ocho estaban en una situación deficitaria al inicio de este año.

Las mutualistas sostienen que hay un atraso de 4% en el dinero que deberían recibir por ser parte del Fonasa, mientras el gobierno les quería descontar entre un 1% y un 2%, basándose en cálculos supuestamente realizados con los parámetros determinados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Inevitable.

Para el gobierno del déficit del Fonasa es inevitable y está previsto que siga creciendo en los próximos años.

“Está previsto que el Fonasa alcance un resultado deficitario de US$ 470.000.000 hacia el año 2017, cuando culmine el proceso” de ingreso de colectivos al sistema, declaró el pasado 28 de junio ante la Comisión de Presupuesto integrada con Hacienda, el asesor del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), Martín Vallcorba.

Pese a que desde el Poder Ejecutivo se intenta evitar el uso de la palabra déficit para referirse a la parte del dinero que falta cada año y que es cubierto por Rentas Generales, pues se aduce que así está previsto en la ley, Vallcorba repi- tió varias veces esta palabra durante su alocución ante los legisladores.

Consultado por el diputado nacionalista Gustavo Penadés, el asesor dijo que “cuando se analiza el resultado del Fonasa se observa desde el año 2011 un progresivo aumento del resultado deficitario, que partió de una situación relativamente equilibrada en el año 2010”.

Por otro lado, Vallcorba culpó al Poder Legislativo del déficit existente. Señaló que “a partir de 2011, producto de decisiones adoptadas a nivel legislativo que implicaron el ingre-so de colectivos que por su naturaleza y características son deficitarios, el resultado del Fonasa siguió una trayectoria de aumento de su déficit”.

“Por ejemplo —continuó—, en el año 2011, en términos del producto interno bruto, el déficit fue el orden del 0,1%; en el año 2012, del 0,3%; en el año 2013, del 0,5%; en el año 2014, del 0,6%, y en el año 2015, del 0,7%”.

Y explicó: “Esta es la trayectoria que ha seguido el resultado del Fonasa, que se explica por el ingreso de colectivos (…) Entre 2012 y 2015 se incorporaron 580.000 usuarios al Seguro Nacional Integrado de Salud. De esa cantidad, unos 300.000 son pasivos que fueron incluidos en el marco de lo previsto en la Ley N° 18.731”.

Los aportes al sistema

El Fondo Nacional de Salud (Fonasa) se financia con aportes que hacen los trabajadores. Quienes perciben menos de 2,5 Bases de Prestaciones y Contribuciones (BPC), 7.630 pesos, sin importar si tienen hijos o no, aportan un 3% de su salario. Si tienen cónyuge o concubino que no aporta al sistema y quieren incluirlo, se les descuenta un 5%.

Para quienes ganan más de 2,5 BPC, son solteros y no tienen hijos, se les descuenta un 4,5%; en caso de que sean solteros y tengan hijos, se les descuenta un 6%; si tienen cónyuge o concubino que no aporta al sistema y no tiene hijos, se le descuenta un 6,5%; y si además de cónyuge o concubino que no aporta al sistema tiene hijos, el descuento es de un 8%.

Los jubilados y pensionistas pagan 3%, 4,5% (si gana más de 7.000 pesos) o 6% (si ganan más de 11.000).

US$ 60 millones más por ingresos en 2016

Entre 2012 y 2015 se incorporaron 580.000 usuarios al Servicio Nacional Integrado de Salud (SNIS). De estos, unos 300.000 son pasivos.

Además, en julio de este año entraron 132.000 personas entre jubilados, pensionistas y sus cónyuges o concubinos.

Para el asesor del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), Martín Vallcorba, estos ingresos son los que llevan a que el sistema sea deficitario, según declaró ante la Comisión de Presupuesto integrada con Hacienda, en junio pasado.

Este último ingreso, según dijo Vallcorba, implica para el Fonasa “un resultado negativo del orden de los US$ 120.000.000 en base anual”.

“Ese es un elemento que, sin duda, forma parte de las prioridades en materia de política social que se definieron por parte del Gobierno y que fueron aprobadas por el Parlamento” sostuvo. “De esos US$ 120.000.000 que está previsto que el fondo deba disponer para la cobertura de salud de estos colectivos que no se financian con sus propios aportes, aproximadamente US$ 60.000.000 se van a concretar este año, porque estamos hablando de un semestre, y los otros US$ 60.000.000 se van a reflejar el año próximo”, agregó.

http://www.elpais.com.uy/informacion/deficit-fonasa-crecio-respecto-diferencia.html

Anuncios
 
Comentarios desactivados en Déficit del Fonasa creció 78% con respecto a 2015

Publicado por en 31 agosto, 2016 en Comisión Prensa y Propaganda

 

Los comentarios están cerrados.

 
A %d blogueros les gusta esto: