RSS

Cajigas sobre Alur: “Me parecen irresponsables algunas de las opiniones que tiran ciertos políticos”

09 Sep

El Directorio de ANCAP resolvió por unanimidad rechazar los preacuerdos negociados por parte de la Gerencia de ALUR con el Sindicato de Obreros de la Caña de Azúcar (SOCA) y los trabajadores de Agroalur. Al mismo tiempo, se decidió la remoción del gerente general, ingeniero Manuel González, que además de haber participado de las instancias previas para arribar a una fórmula con el sindicato, fue señalado por un medio de prensa como beneficiario del acuerdo en el que el ajuste a los trabajadores permitiría el mantenimiento de los salarios en relación a la inflación. La cifra del salario del gerente general que publicó el matutino ascendía a $438 mil, unos cien mil pesos más que el presidente de la República, Tabaré Vázquez.

alur2

Antes de conocerse la decisión de Ancap, y las explicaciones de la ministra de Industria, Carolina Cosse, el Portal del PIT-CNT entrevistó al integrante del Secretariado Ejecutivo de la central, Ricardo Cajigas, para conocer el proceso por el que se llegó a esta instancia definitoria, en la que se abre un nuevo escenario de negociaciones.

¿Podríamos conocer cómo fue el proceso de negociaciones?

El 10 de agosto, después de muchas negociaciones y hasta un preconflicto que hubo, se firmó un acuerdo en la Dinatra entre los trabajadores del sindicato de Alur, Sindicato de Obreros de la Caña de Azúcar (SOCA) con los representantes del Directorio de Alur.

Ese acuerdo establece un ajuste para poder mantener los salarios sin ningún tipo de aumento, solamente el mantenimiento del salario ajustándose cada dos meses, según el índice de inflación, pero no tiene ni un punto de aumento. Insisto, ese acuerdo se firmó el 10 de agosto en la Dinatra, pocos días después el directorio de Alur, los gerentes le dan el documento que es el convenio directamente para la firma del sindicato, previamente había pasado por el sindicato, porque el acuerdo decía que ese acuerdo tenía que ser ratificado por el directorio de Alur y por la asamblea de los trabajadores.

El SOCA reúne a su asamblea, lo aprueban, al otro día el directorio de Alur se reune, lo aprueba también, le dan el documento a los dirigentes, firman el presidente y el secretario tres documentos, uno de ellos era para el Ministerio de Trabajo, el otro era para entregárselo al directorio de Ancap y el otro volvía con la firma de los directivos de Alur hacia el sindicato. Ese documento no volvió nunca más y luego los trabajadores se enteran por la prensa de que no piensan ratificar ese documento por orden del Presidente.

Eso indudablemente desata una controversia, pero fundamentalmente lo que más desata es la sorpresa de todos los trabajadores del SOCA y del PIT-CNT.

En primer lugar, nosotros no nombramos las delegaciones que representan a los directorios de ninguna empresa cuando va a negociar con nosotros, en todo caso nombramos a las delegaciones que representan a los trabajadores. Nosotros suponemos que como dice la ley de negociación colectiva, los negociadores del otro lado tienen cierto poder de decisión. Ahora nos enteramos que parece que podés negociar cualquier cosa con un negociador y después resulta que eso no tiene ninguna validez.

En segundo lugar, nosotros creemos que hay algunos problemas de relaciones laborales para arreglar en este país muchísimo más importante que el hecho de que algunos trabajadores, con un promedio salarial de 26 mil pesos, aunque hay alguna prensa y algún diputado nacionalista que ha hablado por ahí que hay sueldos altísimos en Alur, los sueldos altísimos son los de los gerentes que ganan 400 mil pesos, pero los trabajadores ganan un promedio de 26 mil pesos y lo único que garantizaba este convenio era seguir ganando los 26 mil pesos, no tiene ni un peso de aumento y se ajusta cada dos meses según lo que haya habido de inflación.

¿Incidió el hecho que se difundiera el salario del gerente general en un medio y que se dejara de enfocar el tema en el salario de los trabajadores comunes?

El SOCA no negocia el sueldo de los gerentes, es más, el sindicato viene hace tiempo reclamando que quería conocer el sueldo de los gerentes, y recién lo conoció hoy por El Observador, pero además viene reclamando que hay un montón de contratos terciarizados que hace Alur que en opinión del sindicato, son contratos en los cuales empresas privadas ganan muchísimo dinero por trabajo que se podría hacer con trabajadores de Alur si la empresa incorporara a esos trabajadores en lugar de tercerizar esas cuestiones.

Lo que sale en El Observador es muy contundente pero nosotros no tenemos responsabilidad, nosotros negociamos los sueldos de los trabajadores, no de los gerentes.

No estamos de acuerdo con que los gerentes ganen ese dinero cuando un trabajador promedio que es el que saca la producción es el que gana 26 mil pesos y todavía ahora aparentemente se quiere garantizar que tenga pérdida salarial porque lo único que les preocupa es que ajusta cada dos meses y con eso mantendría el salario. Vuelvo a repetir, no hay un peso de aumento.

Te doy un dato más, algunos de los que más han criticado esto, y yo creo que eso sí es una operación mediática, son algunos diputados y senadores de la oposición, del Partido Intransigente, del Partido Nacional, etc. Lo han criticado diciendo que es una barbaridad que se ajuste cada dos meses, que viola las pautas salariales.

Estos señores diputados se ve que no hablan con sus propios intendentes porque hay 17 intendencias que tienen convenios salariales con sus trabajadores, hay dos que no tienen ningún convenio. De esas 17, 12 son intendencias del Partido Nacional, todos los convenios salariales, con excepción de uno, tienen ajustes según inflación, en algunos casos cada seis meses y en algunos casos cada cuatro meses. Además en esos convenios sí hay aumento salarial en muchos de ellos. Además de ajustar cada cuatro meses tienen a fin de año un aumento de salario del uno o uno y medio o dos por ciento como aumento real de salarios. Y el PIT-CNT defiende esos convenios, nos parece bien que se garantice que los trabajadores no pierdan salario y que en algunos casos recuperen un poco de salario perdido pero los diputados que critican este convenio de Alur se ve que no conocen los convenios que han firmado sus intendentes con los trabajadores de sus propias intendencias.

¿Se puede visualizar cómo se presentarán los distintos escenarios para los trabajadores?

Hay 500 trabajadores en Alur que están muy sorprendidos en que se ponga en entredicho un convenio que no tiene ni un peso de aumento salarial, simplemente mantener el salario y muy preocupados.

El departamento de Artigas es muy complicado y tiene realidades diferentes. Algunos políticos muy ligeros de cuerpo hablan de que por ejemplo Alur daba pérdidas entonces Ancap tenía que bancarlo, lo cual durante algún tiempo fue cierto, Ancap tenía que poner dinero para mantener a Alur produciendo, este último año eso se revirtió y Alur dio ganancias, ninguno habló de esto último.

Incluso cuando daba pérdida y tal vez no saben que este último año dio rentabilidad positiva, hablaban de que como el país no puede perder, había que cerrar Alur. Es muy fácil opinar así desde una oficina de Montevideo sin conocer en absoluto la realidad.

En Bella Unión se cerraron dos emprendimientos productivos muy importantes; uno fue Calvinor hace algunos años atrás y el otro fue la planta de la marca conocida Calagua de los envasados congelados. Eso dejó una enorme cantidad de trabajadores en Bella Unión sin trabajo. Eso genera un problema social importante. A eso se le suma que casi todos los trabajos que hay en Bella Unión, el fuerte de los trabajos, tanto de Alur como también lo era el de Calvinor y Calagua son trabajos zafrales.

Antes, cuando existían los tres emprendimientos productivos, los trabajadores generalmente rotaban, hacían la changa en Alur, porque no coincidían, luego hacían la changa en Calagua. Ahora solamente existe la planta de Alur y la zafra de la caña.

Cerrar Alur significa un golpe social que le sale muy caro en plata al Uruguay porque significaría pagar enorme cantidad por ejemplo de seguros de desempleo, de tarjetas del Mides, de canastas familiares de gente que se queda sin trabajo, no solamente de la gente de Alur, estamos hablando de todo lo que se mueve alrededor, el almacenero, el farmacéutico, el quiosquero, el que vende los diarios, porque ahí se cae todo.

No se dan cuenta que decir con esa ligereza “habría que cerrar Alur”, crea un problema social en una zona como esta donde no hay otros lugares de trabajo enorme, que tiene un impacto similar al que si en Montevideo, por ejemplo, de golpe y porrazo cerráramos una empresa que emplea 50 o 60 mil trabajadores.

En una oficina en el Palacio Legislativo esas cosas no se ven, hay que venir acá y hablar con la gente y ver cuál es la situación para opinar con un poco más de propiedad, por eso me parecen irresponsables algunas de las opiniones que tiran algunos políticos.

 

Anuncios
 
Comentarios desactivados en Cajigas sobre Alur: “Me parecen irresponsables algunas de las opiniones que tiran ciertos políticos”

Publicado por en 9 septiembre, 2016 en Comisión Prensa y Propaganda

 

Los comentarios están cerrados.

 
A %d blogueros les gusta esto: