RSS

Sin vergüenza

27 Mar

La historia se repite, empresarios que dejan tendales y los trabajadores viviendo de la solidaridad de sus pares para poder alimentar a sus familias.

Una vez más, un grupo de trabajadores está ocupando su lugar de trabajo ante el incumplimiento de las obligaciones patronales. El caso de Impresora Polo es casi una crónica reiterada de sucesos que han tenido a un puñado de empresarios que adquieren medios de comunicación, y los utilizan en muchos casos para beneficio propio, ocupar espacios cercanos al poder de turno, o directamente, para enriquecerse a costillas de los trabajadores.

El empresario propietario de Impresora Polo, el lobbista Pablo Scotellaro, primero embanderó la fachada del viejo edificio del desaparecido Últimas Noticias, donde históricamente funcionó la Imprenta Polo, y luego salió a decir a los cuatro vientos que tenía un multimedio.

“Creo que logramos una credibilidad muy grande” dijo en una nota con Eduardo Delgado en el Semanario Brecha, el 3 de marzo del 2016.

Hoy los trabajadores de Impresora Polo están llevando algún alimento para sus familias gracias a la solidaridad de otros sindicatos y fuerzas sociales porque han ocupado su lugar de trabajo ante los incumplimientos, deudas y falta de pago.

Marcelo Blanco, trabajador de Impresora Polo y además integrante del Consejo Directivo del Sindicato de Artes Gráficas (SAG), describió en diálogo con el Portal del PIT-CNT la angustiante situación que viven los trabajadores en este contexto de ocupación.

“Comemos porque compañeros de otros sindicatos nos traen alimentos y dinero para que llevemos a nuestras familias”. Blanco junto al resto de los trabajadores resolvieron ocupar y hacerse cargo de las máquinas de la imprenta para continuar trabajando pero cobrar ellos mismos lo que generan.

“Seguimos esperando una respuesta para que nos firmen el documento que nos habilita a trabajar y hacernos cargo pero nos dicen un día que hay nuevos inversores interesados, otro día otra cosa, y así pasa el tiempo y nosotros seguimos afrontando esta realidad”.

Pablo Scotellaro, Álvaro Rodríguez y el gerente general Gabriel Velázquez son quienes han conducido este autodenominado “multimedio” que llenó de logos y marcas la fachada del edificio de Impresora Polo, donde se imprimía la Revista Caras y Caretas, entre otras otras publicaciones.

“Lo que nosotros le planteamos es la posibilidad de que nos permitan usar las máquinas y manejar nosotros los trabajos, para ir haciendo plata para llevar para las casas. Al día de hoy eso no se pudo hacer porque no se ha firmado el acuerdo. Ahora Caras y Caretas y todo lo demás se está imprimiendo en Mosca. Por ahora nosotros no movimos las máquinas, estamos esperando que nos den la autorización para hacerlo y por el momento los trabajos se han ido para otras imprentas”.

Deudas

“Nos deben los sueldos de enero y febrero y especialmente es grave que nos hacían las retenciones de Anda, Cooperativa Bancaria, entre otras y nunca lo depositaron donde correspondía, incluso sucedió lo mismo hasta con la cuota sindical”. El dirigente del SAG, aseguró que además existen casos generados por el empresario Scotellaro y los responsables de Impresora Polo que descontaron a los trabajadores retenciones judiciales y nunca las abonaron. “Las madres de sus hijos las iban a cobrar y nunca les pagaban, les deben también desde enero”.

Desde el sindicato rápidamente se iniciaron contactos con asesores legales a los efectos que denunciaran estos hechos.

“Ya iniciamos las acciones a través de nuestro abogado que hizo la denuncia penal por apropiación indebida, y ya estamos tramitando el embargo genérico para tener de algún lado para cobrar.

Estamos haciendo estas cosas para cubrirnos, sino quedamos regalados. Estamos juntando los datos de cada compañero que tiene que llevar a cada organismo y esto se va a iniciar en breve”.

Angustia

Marcelo Blanco explicó que lo que están viviendo por estas horas los trabajadores de Impresora Polo es dramático.

“La sensación es que la salida está muy complicada y que seguiremos luchando hasta conseguir algo para nosotros, una salida beneficiosa para nosotros los trabajadores, pero claro que el futuro lo vemos bastante complicado. Ahí adentro, manteniendo la ocupación mantenemos la esperanza de tener una salida positiva para nosotros y manejar algunas otras opciones. Pero pasan los días y se hace más complejo porque llevamos muchos días sin recibir sueldo, sin tener un ingreso de plata como teníamos habitualmente. Por ahora el ánimo de los compañeros que estamos ocupando se mantiene en alto y queremos seguir dando la pelea”.

Blanco explicó en diálogo con el Portal que “todos estos días nos hemos mantenidos gracias a la solidaridad de otros sindicatos y otros compañeros. Muchos sindicatos, organizaciones sociales, los talleres de nuestro sindicato que han colaborado con colectas de plata, con alimentos no perecederos. Todo eso hemos recibido de muchos sindicatos que constantemente pasan por ahí y arriman algo para llevar para las casas o plata. Ahora lo que más se precisa es plata para repartir algo con los compañeros y los sindicatos han respondido bien de bien. Seguimos pidiéndole a los sindicatos que sigan con esa solidaridad, que sigan pasando por allá, a charlar, a tomar un mate, para que los compañeros mantengan el ánimo en alto y seguiremos dando la lucha. Nosotros estamos todo el día ahí, siempre hay compañeros, mantenemos la guardia porque cubrimos los horarios que cubríamos mientras trabajábamos, entonces siempre tenemos compañeros en la ocupación” concluyó.

Anuncios
 
Comentarios desactivados en Sin vergüenza

Publicado por en 27 marzo, 2017 en Comisión Prensa y Propaganda

 

Los comentarios están cerrados.

 
A %d blogueros les gusta esto: