RSS

Una multitud despidió a Luisa Cuesta

24 Nov

Organizaciones de derechos humanos y sindicales, representantes del gobierno, legisladores, ciudadanos en general y familiares despidieron, este viernes 23 de noviembre, a Luisa Cuesta, incansable luchadora por los derechos humanos.

Tal como fue su voluntad, no se realizó velatorio. Sí una concentración en Plaza Mártires de Chicago, donde se colocaron las fotografías de todos los desaparecidos, y desde allí partió una multitudinaria caravana, bajo un cerrado aplauso, hacia el cementerio del norte.

A lo largo del cortejo se sumaron más personas a la extensa procesión, al igual que en el cementerio, para poder brindarle su adiós a la militante por la causa de los derechos humanos.

Todos los desaparecidos eran sus hijos

Desde la Organización Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos Desaparecidos, de la cual ella fue una de sus fundadoras, se expresó que Luisa Cuesta “no hizo distinción de a quién se buscaba, porque para ella todos los desaparecidos eran sus hijos”.

“Lamentablemente estamos en un debe como sociedad, porque no hemos sido capaces, luego de más de 30 años de terminada la dictadura, de darle una respuesta a la búsqueda de Nebio, su hijo”, expresó el representante de Madres y Familiares, Sergio Frantchez.

Por su parte, el intendente de Montevideo, Daniel Martínez, recordó que conoció a Luisa Cuesta cuando representó al PIT-CNT en la Comisión Pro referéndum por el voto “verde”, contra la Ley de Caducidad. “Luisa dejó su consecuencia, su calidad humana en esa paz que transmitía, y su firmeza”.

Aseguró que en caso de que resulte electo presidente de la República, tendrá entre sus prioridades la búsqueda de los desaparecidos, porque “el país requiere saber la verdad para cerrar una herida”.

Luisa Cuesta nació en Soriano, el 26 de mayo de 1920. En junio de 1973 fue privada de libertad y recluida en el Batallón de Infantería Nº 5 de Mercedes hasta el 31 de enero de 1974.

Un año después, su hijo, Nebio Melo Cuesta, se exilió en Argentina junto a su esposa e hija y fue secuestrado en 1976, desde entonces integra la categoría de desaparecido.

Luisa Cuesta inició la búsqueda de su hijo y en 1985 creó Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos Desaparecidos.​

En 2013 la Universidad de la República le entregó el título de Doctora Honoris Causa por su “aporte a la formación de valores y a la defensa de los derechos humanos”.

Al año siguiente, en el marco del Día Internacional de la Mujer, el Correo emitió un sello en homenaje a Luisa Cuesta.

Falleció el pasado 21 de noviembre a los 98 años.

 
Comentarios desactivados en Una multitud despidió a Luisa Cuesta

Publicado por en 24 noviembre, 2018 en Comisión Prensa y Propaganda

 

Los comentarios están cerrados.

 
A %d blogueros les gusta esto: