RSS

Después de la huelga


1. ¿Cómo resistir después de la huelga? 
2. ¿Cómo informar los resultados y convertir en victoria
la huelga?

Después de la huelga

1. ¿Cómo resistir después de la huelga?
Después de la huelga no se acaba la pelea. Viene otra negociación que muchas veces se descuida y que para enfrentarla con éxito tenemos que mantenernos activos y bien despiertos. Terminado el fuero, después del día 30, pueden empezar a echar a los viejos sindicalizados o que apoyaron el movimiento. Esta es una reacción típica de los empresarios que ya no quieren saber más del sindicato. Tenemos que estar siempre pendientes y ante cualquier acción que tome la empresa tenemos que tener una reacción.
Los trabajadores que estaban muy organizados para la huelga, una vez que termina hacen su fiesta para celebrar y se olvidan de las posibles represalias del patrón. Tenemos que mantenernos movilizados y con acciones preparadas para cuando empiecen a despedir compañeros. Tenemos que asustar al empleador con que si despide a un solo trabajador se le va a armar de nuevo.
Cuando la gente se desmoviliza y el patrón logra despedir a gran parte de los trabajadores del sindicato, la organización se muere y los compañeros que no están sindicalizados comienzan a pensar que si despiden a los que están organizados,
peor le puede ir a él, así que decide que mejor no se organiza y agarra más miedo. Parte importante del éxito de la huelga es que una vez terminada, el sindicato quede parado y con fuerza.
Tampoco tenemos que descuidar la circulación de la información entre los compañeros. Tenemos que informar permanentemente a los trabajadores las cosas que se consiguieron. Que los logros de la huelga no se queden sólo en el discurso del dirigente al término del conflicto, sino que hay que sacarle provecho. Tenemos que hacerle propaganda a los logros del sindicato para que los trabajadores tomen conciencia de que lo que se consigue no es por voluntad del patrón sino por la lucha del sindicato. El trabajador tiene que sentir que valió la pena, que sirve para algo su esfuerzo.

2. ¿Cómo informar los resultados y convertir en victoria la huelga?
Aunque ganemos una luca, es una victoria. Si logramos que no nos achiquen el tiempo de colación, es una victoria. Si ganamos ropa de seguridad, es una victoria. Los patrones no quieren dar nada, así que todo lo que se logra peleando es una ganada.
Siempre hay que presentar como una victoria lo que se haya ganado en un conflicto para que se tenga la sensación de triunfo, para que el trabajador vea que la lucha contra el patrón tiene sentido y así el ánimo tire para arriba. A veces no se gana mucho materialmente, pero se gana en dignidad, en conciencia y se está mejor parado para cuando vienen las represalias del patrón o nuevas luchas.

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: