RSS

Archivo de la etiqueta: la central

PIT-CNT lanza campaña para llegar a los 500.000 afiliados en tres años


Cuando a los trabajadores nos va bien, al país le va bien». Con esa consigna los representantes del movimiento sindical saldrán el próximo 30 de julio a recorrer el barrio Reus, cuna de comerciantes de Montevideo, para intentar convencerlos de adherir al paro general de 24 horas previsto para el próximo 6 de agosto. El objetivo es claro: lograr que ese día la ciudad quede parada en serio. Que sean muchos más de los 405 mil afiliados que tiene la central los que no vayan a trabajar y que el gobierno no tenga cómo mirar para otro lado.

Esa medida es solo el inicio de una campaña por todo el país para lograr llegar antes del próximo congreso al medio millón de afiliados. Pocos días atrás la encuestadora Equipos divulgó números que hicieron ruido. Solo 22% de los trabajadores uruguayos está afiliado a algún gremio. Y si bien esos números se mantienen parejos desde los últimos años, y en el PIT-CNT insisten en que en comparación con la región el sindicalismo uruguayo está mucho mejor sostenido, la cifra aún no les conforma.

Pero además, el movimiento sindical se ha visto alejado en varias oportunidades de la gente. Y a muchos de sus dirigentes eso les duele al punto de que vuelven a revisar la modalidad de las medidas que llevan adelante. Este tema, está claro, no es de fácil solución. Hay quienes no ceden a la idea de no parar, afecte a quien afecte, y con todo el costo social que eso implica.

Entonces, una vez más, saldrán a la calle a buscar nuevos socios y a «vender» todas las conquistas de los últimos años, desde que la izquierda llegó al gobierno.

La nueva dirección del PIT-CNT, electa en el último congreso de junio, ya tiene claramente identificados a los trabajadores que quiere atraer.

150.000 Afiliados. En 2005, cuando Tabaré Vázquez obtuvo su primera Presidencia, el movimiento sindical tenia casi tres veces menos afiliados que hoy, que cuenta con 405.000

Los dirigentes reconocen que hay sindicatos clave a los que aún no han podido llegar con la efectividad que pretenden y ahí es donde piensan poner todas las fuerzas. Uno de ellos es especialmente significativo: el sector doméstico. A pesar de los avances que se han conseguido en el sector, su inclusión en los Consejos de Salarios y la fijación de laudos, entre otras cosas, la dificultad que implica afiliar a las trabajadoras ha llevado a que, por ejemplo, se las aborde en paradas de ómnibus o en la calle para hablarles de la importancia de que estén representadas por su gremio. Ir casa por casa con los empleadores presentes a hablar con las trabajadoras es imposible, por lo que las opciones no abundan. Cada semana llegan entre 40 y 50 mujeres a consultar a la sede del PIT-CNT, pero los temores a las represalias patronales sobran. Una situación similar ocurre en el sector rural.

Pero también hay un rubro que si bien logró una afiliación importante –de 4.000 a 30.000 en los últimos años– aún no conforma. El sector comercio y servicios, cuyas condiciones salariales mejoraron pero aún son insuficientes, es un área en la que todavía se concentran gran parte de los «diezmilpesistas». El fin de la central es que esos 30 mil afiliados se conviertan en 60 mil.

Qué prometen

Para poder convencer y lograr esa anhelada afiliación que cumpla con el medio millón de trabajadores sindicalizados, el PIT-CNT repetirá una fórmula que ya aplicó en los últimos años de administraciones frenteamplistas: los logros.

«Es suficientemente visible lo que ha logrado el movimiento sindical como para que la mayoría de los trabajadores decidan estar afiliados» dijo a El Observador el presidente de la central, Fernando Pereira. Derechos laborales, seguridad social, leyes que los protegen y beneficios salariales serán los principales aspectos que abordarán ante los eventuales nuevos miembros. «A veces no hemos logrado llegar de la mejor manera. En la próxima campaña mostraremos lo mismo, y mostraremos que vamos por mejores salarios, vamos a pelear porque haya ajustes anuales y porque el crecimiento salarial acompañe el crecimiento de la riqueza», agregó.

Paros incómodos

A pesar de los logros, el PIT-CNT identifica algunas situaciones que lo ponen en la vereda de enfrente de quienes deberían ser sus principales aliados y defendidos. Cuando se resuelve un paro de transporte que deja a la mitad de la gente imposibilitada de moverse, de llegar a sus trabajos, de ir a la consulta con el médico o llevar a los hijos a la escuela, todas esas conquistas salariales y de libertades quedan automáticamente tapadas. Lo mismo ocurre cuando los que resuelven no ir a trabajar son los maestros y profesores. Que la razón sea válida no evita que los niños pierdan clases y que eso además signifique un problema para las familias. Y los médicos o los funcionarios de la salud entran en la misma bolsa.

Entonces, ¿sirve para algo? Esa es una de las preguntas que el movimiento obrero se viene haciendo desde hace años y aún no ha logrado acuerdo.

La orientación que marcó el último congreso es que «las medidas que se tomen tengan los consensos más amplios en los sindicatos y que la sociedad las entienda», dijo Pereira. «Las medidas antipopulares hay que trabajarlas al detalle porque claramente cuanto mayor poder tenga el movimiento sindical, mejor va a proteger a los débiles», agregó.

Pero al momento no se ha encontrado la forma de que esas medidas antipopulares tengan otra alternativa.

Mal momento

El PIT-CNT no está en el mejor momento de la relación con el gobierno. De poco ha servido la afinidad ideológica y la presencia del histórico dirigente Juan Castillo –ahora director de Trabajo– para lograr plasmar las aspiraciones sindicales en la actual ronda de negociación salarial. Si bien la presencia de Castillo incidió para «aflojar» la primera postura del gobierno en los lineamientos salariales, no ha logrado conformar a los dirigentes, que resolvieron mantener el paro general del 6 de agosto. Es decir, si la cosa mejoraba, no se paraba. Pero no.

El Poder Ejecutivo casi no se movió de los lineamientos que sugirió para iniciar la sexta ronda de negociación de los Consejos de Salarios. Esos lineamientos suponen un intento por moderar los ajustes de salarios y conservar la mayor cantidad de empleo. Así las cosas, el PIT-CNT se prepara para dar batalla en la negociación con los empresarios que iniciarán 47 grupos para imponer algunas de sus aspiraciones.

«Está cerrada la fase del Poder Ejecutivo para negociar los criterios para la negociación colectiva. Hay un movimiento que es insuficiente con respecto a los planteos de la central sindical. Ahora se abre una fase por rama de actividad donde los trabajadores busquen las mejores opciones para sus convenios colectivos», anunció 10 días atrás el secretario general de la central, Marcelo Abdala.

Para esta ronda el gobierno planteó que los sindicatos y empresas se autoclasifiquen como sectores «en problemas», «intermedios» o «dinámicos».

Los «dinámicos» son los que están creciendo más de 4% anualmente. Estos deberán dar un aumento nominal anual de 10% en el primer año del convenio, 9% en el segundo y 8% en el tercero. Para los «intermedios» los ajustes serán de 8,5%, 7,5% y 7%. En los sectores «en dificultades», los incrementos propuestos son de 8%, 6,5% y 6%. En los convenios a tres años, al final del segundo se puede aplicar un ajuste salarial adicional como correctivo si la inflación supera el porcentaje de ajuste nominal pactado. Lo mismo se repetirá al tercer año. Para los convenios a dos años el correctivo se aplicará al final del segundo.

Los empresarios se han mostrado en términos generales afines a estas sugerencias del Ejecutivo en el grueso de las empresas, ya que consideran que en el actual escenario no hay condiciones para un aumento del salario real. Ese concepto de ninguna forma es aceptado por la central, que prepara la lucha y promete dejar la ciudad paralizada el próximo 6 de agosto.

El 75% de los trabajadores no está afiliado a un gremio

El 75% de los trabajadores en Uruguay no es miembro de ningún sindicato, asociación de trabajadores o gremio profesional. Así lo reveló el estudio Monitor de trabajo, realizado por la consultora Equipos Mori, que se presentó la semana pasada en el hotel Figari de Carrasco. De ese 75%, el 55% dice que «no existe un sindicato, asociación de trabajadores o gremio profesional» en su sector, y 20% de los encuestados admitió que si bien existe una asociación de este tipo, decide no pertenecer a ella.

«Solo» 22% de los encuestados contestó que pertenece a un sindicato, una cifra considerada «baja», por el gerente general de Equipos, Marcos Aguiar. El 3% restante dijo no saber si estaba asociado a alguno de estos grupos.

El estudio también reveló que los encuestados de nivel socioeconómico (NSE) «bajo» están menos sindicalizados que los de nivel «alto»: mientras entre los primeros el 14% dijo pertenecer a un sindicato o gremio profesional, entre los segundos esa cifra llegó a 32%.

En el mismo sentido, los trabajadores más jóvenes están menos sindicalizados que los mayores: el 16% de los encuestados de entre 18 y 29 años forma parte de un gremio de profesionales, sindicato o asociación, mientras que 26% de quienes tienen de 40 a 49, y de los mayores de 50, manifestaron integrar uno de estos grupos.

Para la directora del área de desarrollo social de Equipos Mori, María Julia Acosta, esto «refuerza las desigualdades, porque los que tienen menos niveles de asociación son los más jóvenes y los de nivel socioeconómico más bajo, es decir, los más vulnerables».

Sin embargo, el presidente del PIT-CNT difiere con las consideraciones de los directores de la encuestadora.

«El número de afiliación es muy alto, hay cientos de miles de empresas que tienen unipersonales que no se pueden afiliar, o empresas familiares» en las que tampoco la afiliación es una costumbre.

Agregó que en los sectores en los que hay trabajadores «afiliables» hay «hegemonía». Señaló como ejemplos a maestros, profesores, la construcción, la federación de la salud o los funcionarios municipales, entre otros.

http://www.elobservador.com.uy/pit-cnt-lanza-campana-llegar-los-500000-afiliados-tres-anos-n663734

 
Comentarios desactivados en PIT-CNT lanza campaña para llegar a los 500.000 afiliados en tres años

Publicado por en 27 julio, 2015 en Comisión Prensa y Propaganda

 

Etiquetas: , , , ,

Un «giro a la izquierda» que por ahora se ve solo en el discurso


El presidente alentó a su gabinete a a ir «camino al socialismo» pero a la hora de dar lineamientos salariales eligió otro rumbo

gabinete

Hay un dicho popular que refleja con simpleza las contradicciones entre el discurso que puede tener una persona o una organización cuando se contrapone el ámbito reservado y el público. «Hablan en la pulpería y callan en la comisaría». La frase puede ilustrar lo que el gobierno ha manifestado en los últimos días acerca de su visión política frente a los temas, y lo expuesto en los lineamientos salariales que presentó para que sean el eje de la negociación en el sector privado.

Por un lado, el presidente Tabaré Vázquez alentó a su Consejo de Ministros a dar un «giro a la izquierda» en «todas las políticas del gobierno», y, por otro, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) planteó un incremento conservador de los sueldos privados, y hasta la posibilidad de que exista pérdida salarial real en los primeros años de vigencia de los nuevos convenios.

Según informó el semanario Búsqueda en su últimas dos ediciones y amplió el semanario Brecha el viernes pasado, Vázquez citó incluso al líder de la revolución cubana, Fidel Castro, en las charlas de arenga con sus ministros a la hora de encaminar el perfil político de su gestión. En la reunión de gabinete del 17 de junio, le propuso debatir a su círculo de asesores «qué es ser de izquierda», y se preguntó: «¿Cómo llegamos al socialismo?», dijo Vázquez, de acuerdo a la versión de Brecha.

Twitear

Eso atiende más a los reclamos de cautela de las gremiales empresariales que a las exigencias de los trabajadores. El PIT-CNT reaccionó con furia ante los lineamientos salariales y empezó a correrle por la izquierda a Vázquez y al ministro de Economía, Danilo Astori. Ayer mismo la cúpula de la central se reunió para analizar los anuncios oficiales y cuestionó la medida.

El presidente del PIT-CNT, Fernando Pereira, la emprendió ayer contra el Poder Ejecutivo por dejar de lado su perfil de izquierda a la hora de plantear los aumentos. «La sensibilidad de un gobierno progresista debería tener en cuenta estas cosas», dijo el dirigente en entrevista con El Observador TV. «Entre el giro a la izquierda y la plancha, eligieron la plancha», insistió. La central fijó incluso para el próximo 9 de julio una reunión con el objetivo de analizar medidas de lucha (ver página 3).

Twitear

El lunes, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Astori dijo, sin que nadie le preguntara, que el gobierno había aprobado los lineamientos por «unanimidad» y «sin fisuras», y prometió que serían defendidos donde sea necesario. A juzgar por el frente abierto con el movimiento sindical, el gobierno tendrá que remangarse para defender y explicar sus contradicciones. l

http://www.elobservador.com.uy/un-giro-la-izquierda-que-ahora-se-ve-solo-el-discurso-n656855

 
1 comentario

Publicado por en 1 julio, 2015 en Comisión Prensa y Propaganda

 

Etiquetas: , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: