RSS

Archivo de la etiqueta: renuncia

Escándalo de menores y alcohol: renuncia jerarca


SECRETARIO GENERAL DE LA INTENDENCIA ANTE EL JUEZ

El secretario general de la Intendencia de Paysandú, Horacio de los Santos, renunció ayer después que le retuvieran la libreta por conducir con niveles de alcohol superiores a lo permitido al salir de una fiesta en la que había menores de edad.

51e8a96a0c530

“Se trata de una renuncia por motivos personales”, aseguró Bertil Bentos. Foto: Archivo El País

Paysandú | Sandra Kanovich

El número dos de la Intendencia de Paysandú deberá declarar hoy a las 13:00 horas en la sede judicial, junto a otros siete indagados, en el marco de la investigación que se abrió sobre una fiesta celebrada en vísperas del feriado, en la que participaban menores de edad.

La investigación se llevaba a cabo ayer en medio de un fuerte hermetismo, ya que el caso podría constituir un delito de explotación sexual de menores, de acuerdo con la información que El País pudo recabar de diversas fuentes allegadas a los hechos.

En el procedimiento que la policía realizó a la salida de la fiesta, el jerarca municipal fue sorprendido conduciendo su auto con 1,82 gramos de alcohol en sangre (el máximo legal es de 0,3 gramos), razón por la cual le fue retirada su libreta de conducir.

El intendente Bertil Bentos confirmó a El País que aceptó la renuncia que De los Santos le presentó en las últimas horas de la tarde de ayer.

“Eso es todo lo que puedo decir, no voy a dar mi opinión de un tema que debe aclararse posiblemente en el Juzgado”, se excusó Bentos de proporcionar mayor información.

“Se trata de una renuncia por motivos personales”, añadió Bentos sin brindar mayores explicaciones.

De los Santos es abogado, está casado y era secretario general de la Intendencia desde julio de 2010, es decir desde que asumió su cargo el intendente del Partido Nacional Bertil Bentos.

Fiesta.

De acuerdo a datos obtenidos en forma extraoficial, en la noche del miércoles el ex jerarca había participado de una reunión en la llamada “Casita del Parque”, un salón que la Intendencia posee en el Parque Municipal, donde se realizan fiestas y reuniones sociales.

Hasta hace algún tiempo ese salón de eventos podía ser alquilado incluso para cumpleaños infantiles.

Algunas versiones señalan que la Dirección de Investigaciones tenía datos de que al lugar acudirían menores de edad, por lo que montó un operativo cercano a fin de indagar lo que allí ocurría.

En ese contexto es que De los Santos fue detenido, cuando salía de la fiesta conduciendo su vehículo y se le realizó una espirometría, cuyo resultado ameritó que le fuera retirada su autorización para conducir.

Las actuaciones judiciales deberán ahora determinar el grado de participación del ex jerarca en la fiesta en la que habrían participado menores de edad.

El operativo culminó con otros siete detenidos, que en la tarde de ayer declararon en el Juzgado Penal y que retornarán hoy a la sede judicial.

El ex secretario general de la comuna sanducera no habría quedado en calidad de detenido, pero hoy comparecerá ante la jueza Karen Ramos.

 

Anuncios
 
Comentarios desactivados en Escándalo de menores y alcohol: renuncia jerarca

Publicado por en 19 julio, 2013 en Comisión Prensa y Propaganda

 

Etiquetas: , , ,

Tardo pero llego!!!


Esto ocurrió hace un año.

padre_facebook

En Uruguay y por lo menos formalmente, tanto el Presidente de la República como el Director General de la Presidencia dedican parte de su tiempo a firmar aceptaciones ¡que los interesados no les pidieron! de renuncias de personas que fueron contratadas en forma temporal. En el caso de la imagen precedente, el renunciante había comunicado su renuncia 2 meses antes de que le fuera aceptada y llevaba en ese momento 1 mes y medio trabajando full-time en otro sitio. No sólo se practica el absurdo sino que se lo hace con retrasos que aumentan su brillo y color. Y no vaya a creerse que la cosa terminó allí: el renunciante fue notificado de esta inesperada resolución presidencial y, una vez repuesto de la emoción que le provocó el honor de ser objeto de una decisión presidencial, tuvo que comunicar que se daba por notificado de la misma. Cuando alguien quiera entender por qué no funcionan como se esperaba el Plan Juntos, la reforma educativa, etc. no tiene más que mirar esta imagen.

Renuncia firmada por Mujica con datos personales borradosSeguramente el valor que aporta el Presidente de la República (tanto el actual como sus antecesores) al intervenir en este tipo de actuaciones se repite, también grotescamente, en muchos otros casos. En todos ellos, se consumen diariamente varias horas-persona de funcionarios comunes que preparan, revisan y pulen las resoluciones y trasiegan papeles y mails de una oficina a otra; también se originan gastos por el uso de infraestructuras, ya que todas esas actuaciones sin sentido hacen uso de instalaciones y servicios que el Estado (nosotros) paga. Y esto no es otra cosa que una destrucción apenas sutil de la riqueza que esta sociedad genera y que, por tanto, deja de estar disponible para aplicar productivamente a altos fines de gobierno.

Surgen algunas preguntas:

  • ¿Quién decidió que el Presidente en persona tiene que intervenir en hechos puramente administrativos?
  • ¿Tanto tiempo le sobra al Presidente y a sus oficinas como para derrocharlo así?
  • ¿Por qué no se aplicó la delegación de firma (que ya está normada) o el silencio positivo (que aún no)?
  • ¿Por qué ningún funcionario o asesor le informó al Presidente de la República que el artículo 2 del Decreto 500/991 dice que la Administración Pública debe actuar de acuerdo con varios principios generales, entre los que figuran:
    1. economía, celeridad y eficacia
    2. flexibilidad, materialidad y ausencia de ritualismos
    3. delegación material
    4. buena fe, lealtad y presunción de verdad salvo prueba en contrario

¿Qué significan estos principios? Según el manual del Programa Nacional de Desburocratización sobre el procedimiento administrativo, lo siguiente:

  1. Economía, celeridad y eficacia implican la buena administración del tiempo en el procedimiento, aprovechando eficientemente la fuerza de trabajo y eliminando formalidades superfluas, redundando esto en la reducción de la duración de los procesos y de los gastos asociados a los mismos.
  2. Flexibilidad, materialidad y ausencia de ritualismos implican desterrar del personal burocrático el apego a ritos en los que se exalta la forma por la forma misma, con prescindencia del contenido y del fin perseguidos. El procedimiento debe ser una herramienta dúctil, siempre dirigida al logro de un fin, por lo que no se le puede asumir ni rígido ni uniforme. La forma es un medio y no un fin en sí mismo. La actividad administrativa se debe juzgar en función de la sustancia y no de la forma. No se deben realizar ni exigir trámites, formalismos o recaudos innecesarios o arbitrarios que compliquen o dificulten el desenvolvimiento del procedimiento.
  3. Delegación material implica quebrar el habitual centralismo burocrático que hace depender de la decisión formal de autoridades superiores la solución de los problemas más rutinarios de la Administración. Se debe bajar el nivel de decisión llevándolo a quienes están en contacto real con los hechos sobre los que hay que tomar decisión.
  4. Buena fe, lealtad y presunción de verdad salvo prueba en contrario implican que se asume que tanto los agentes públicos como los administrados cumplen con el deber de comportarse ética y respetuosamente. Se consagra el principio de presunción de verdad salvo prueba en contrario, desterrando con ello la actitud generalmente existente en la Administración de desconfiar, la cual lleva a que se multipliquen formalidades, ritos y controles.

Y aunque a los incautos nos pueda parecer que estamos frente a la gran novedad de la última moda en consultoría de gestión pública, estos principios fueron plasmados hace 22 años en el Decreto 500 (algunos ya figuraban en el antecesor del 500/991, el Decreto 640 de 1973). Ya va siendo hora de que nos enteremos y nos pongamos a aplicarlos.

Seguramente, el Presidente de la República no ve la trascendencia de resolver estos pequeños problemas, detrás de los cuales, sin embargo, hay cambios gigantescos a realizar. Probablemente, porque tiene asumido que la única forma de redistribuir riqueza es a través de la recaudación, mediante impuestos. Es así que toda la energía, incluso con duplicación de esfuerzos, se ha puesto en lograr soluciones por ese lado, descuidando completamente otros aspectos. También se puede deber a una actitud muy difundida entre los altos cargos de la Administración de que sólo hay que enfocarse en grandes proyectos, por lo general inalcanzables pero que tienen la virtud de llenar el ojo y durar tantos años que cuando llega la hora de evaluar los resultados sus propulsores hace tiempo que se han ido.

Hay que entender que hay otras formas de redistribuir riqueza. La mejora de la gestión es también una vía para ello. En la medida en que se racionalice el funcionamiento de la Administración, se eliminarán actuaciones en las que no hay ningún aporte de valor y, por tanto, se estarán reduciendo gastos sin alterar la calidad de los servicios prestados. Y así quedará claro que hay muchos pesos que han sido malgastados año tras año, durante décadas. Son pesos que pudieron haber ido, pero no fueron, a políticas sociales, a planes de vivienda, a mejorar el sistema educativo, a incorporar tecnología para la mejora de la seguridad pública, a atajar situaciones de emergencia social.

Publicado 16th March por 
 
Comentarios desactivados en Tardo pero llego!!!

Publicado por en 25 abril, 2013 en Comisión Prensa y Propaganda, Funcionarios publícos, Gobierno, Informacion de interes, Trabajo

 

Etiquetas: , , , , , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: