RSS

Formación Permanente


1. ¿Por qué es importante el mapeo de la producción? 
2. ¿Qué es el mapeo de la producción? 
3. ¿Para qué sirve el mapeo? 
4. ¿Cómo se mapea? 
5. ¿Los grupos de base

Formación permanente de trabajadores y dirigentes

No necesitamos que otro venga a pensar por nosotros. Tenemos la capacidad de dirigirnos y autogobernarnos. ¿Por qué vamos a seguir delegando ese derecho? ¿Por qué vamos a dejar que otros nos sigan diciendo lo que tenemos que hacer, sentir o pensar? Hay que tener el poder en nuestras manos y para eso tenemos que prepararnos, el sindicato debe buscar redes de formación continua para sus socios, dirigentes y todos los trabajadores de la empresa que lo deseen.
Así como la lucha nutre nuestras conciencias, la capacitación, formación y educación de los trabajadores y dirigentes es importante para que la organización se fortalezca.
La formación permanente nos permitirá desarrollar formas de participación coherentes con el sindicalismo comprometido.
Los patrones especializan a su gente, los mandan a estudiar diplomados, maestrías, cursos y talleres para que perfeccionen la explotación, el rendimiento y la producción sin compartir la riqueza que el trabajo de todos genera.
Nosotros tenemos que preocuparnos de nutrir nuestras cabezas para darles la pelea. Trabajadores ignorantes es lo que a ellos les conviene. Otra cosa es con guitarra: cuando el trabajador se para con conocimiento y argumentos el patrón se preocupa, porque sabe que se ve amenazada su ley del embudo, su repartija mezquina.

1. ¿Por qué es importante el Mapeo de la Producción?
Para pelear contra el patrón necesitamos información sobre la empresa.
Casi siempre que negociamos con el patrón, tenemos sólo la información contable, es decir, el balance y el estado de resultado tributarios, que el patrón entrega al sindicato porque se lo ordena el Artículo 315 del Código del Trabajo. Sin embargo, esta información es absolutamente insuficiente y NO representa la situación económica de la empresa, sino sólo su situación contable.
Para pelear contra el patrón necesitamos información propia, construida desde los trabajadores, que son los que conocen el proceso productivo. A eso le llamamos mapear la producción.

2 ¿Qué es el mapeo de la producción?
Es una herramienta para organizar, ya que para mapear se requiere de la participación no sólo de los dirigentes, sino de un grupo de trabajadores de las diferentes áreas de la empresa. Por eso decimos que hay que mapear organizando u organizar mapeando. En otras palabras, para mapear la producción de una empresa tenemos que organizarnos y organizados logramos conocer cómo y cuánto produce la empresa con lo que construimos nuestros propios datos sobre su real estado financiero.
El mapeo es un ejercicio continuo de formación. Los trabajadores sabemos mucho más de lo que creemos y ese saber hay que ordenarlo y ponerlo a nuestro servicio como clase.

3. ¿Para qué sirve el mapeo?
En el mapeo de producción se trata de saber cuáles son los problemas de la producción para usarlos a favor de la clase trabajadora. Cuáles son los costos, cuál es la ganancia efectiva del proceso de producción y cómo podemos organizarnos para, por ejemplo, mejorar las condiciones de trabajo, bajar los ritmos de la pega y mejorar nuestras condiciones de salario. No se trata de mejorar el bono, sino el salario, ya que los bonos son una trampa, están diseñados para que nunca se llegue a la meta o nos cueste muchísimo alcanzarla.

A fin de cuentas:

• El mapeo sirve para mejorar nuestras condiciones laborales y de vida.

• Sirve para fortalecer la organización de los trabajadores.

• Sirve para conocer cómo producimos y el valor que le ponemos los trabajadores a esa producción.

4. ¿Cómo se mapea?
• Se junta un grupo de trabajadores de las diferentes áreas de la empresa. Se dibuja la planta y el proceso productivo. Se ve cuántos trabajadores intervienen en cada área del proceso productivo.
• Se analizan los costos reales de producción. Se obtiene información sobre el precio de venta. Se calcula la ganancia restando los costos a la venta.
• Se analizan los principales problemas del proceso de producción y cómo estos afectan a los trabajadores. Se discuten las causas de los problemas o qué es lo que está detrás de los problemas y se proponen acciones concretas para solucionarlos. Este es un ejercicio democrático en donde todas las personas que integran el grupo de mapeo discuten y proponen acciones a calzón quitado.
• La información que se genera del mapeo no es para mejorarle la ganancia al patrón, sino para beneficiar a los trabajadores. Por ejemplo, no hay que decirle al patrón dónde se descubrió un cuello de botella, porque instalan una máquina y echan a un grupo de trabajadores. Hay que usar ese cuello de botella para bajarle la meta de producción al patrón y así no castigar el bono.
Si los trabajadores queremos construir una sociedad que esté a nuestro servicio, tenemos que controlar la producción. Las empresas no pueden funcionar sin trabajadores, pero si pueden funcionar sin patrones. Por eso hay que controlar la producción desde ya.

5. Los grupos de base
Tenemos que conocer cómo se produce en la empresa y cuál es el valor de nuestro trabajo puesto en esa producción. Ese ejercicio nos fortalece y nos da argumentos para pelear. Por lo tanto, el mapeo debe ser uno de los temas centrales en toda reunión de directiva sindical o de la asamblea o de grupos de base de trabajadores. Este ejercicio traerá consigo la organización de los trabajadores.
Lo primero es lo primero y la pregunta es cómo formar el grupo de base. Pues bien, cuando se reúne un grupo de trabajadores a discutir se está conformando un grupo de base. En este punto debemos invertir todas nuestras fuerzas. Al reunirse a debatir, a reflexionar, a analizar cómo producimos y al hacerlo con regularidad, se está creando un grupo de base.
Recordemos que los llamados “círculos de control de calidad”, o técnicas empresariales semejantes, son nada más ni nada menos que los “grupos de base” de los patrones a través de los cuales diseminan su ideología en la fábrica, es decir entre los trabajadores. Los jefes son los militantes del capital que responden en todo momento a los intereses de sus patrones y en consecuencia los defienden al costo que sea. Los patrones y sus empleados no pierden oportunidad para legitimar sus acciones, sus supuestos derechos y así conservar el ordenamiento que les permite robarnos. Criminalizan nuestra lucha y legitiman la explotación y acumulación de riqueza que les obsesiona.
A través del Mapeo pasamos a ordenar el saber obrero y construimos los Grupos de Base propios, para desencadenar, con la organización de los trabajadores, el enfrentamiento ideológico necesario para cambiar el mundo.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: